02. Un corazón que se relaciona correctamente con el mundo

Cuando la Biblia se refiere al “mundo” como uno de los enemigos del creyente no se
refiere al planeta tierra que Dios creó, sino al sistema de valores, principios, formas de
pensar, comportamientos, modas y costumbres del mundo en la época actual y que están
en contra de Dios.
Este sistema de valores mundano está basado en el orgullo, la ambición, el egoísmo, la
codicia y los placeres pecaminosos, y en él podemos encontrar toda clase de cosas y
tentaciones que nos atraen y provocan para que complazcamos los malos deseos de
nuestro corazón, lo que nos lleva a pecar contra Dios.
Como todas sabemos los valores morales, las modas, las costumbres y formas de pensar
de este mundo cambian constantemente, pero Dios y Su Palabra no cambian.
Romanos 12:2 dice: “No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la
renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál es la buena voluntad de
Dios, agradable y perfecta.”
No debemos conformarnos o amoldarnos a este mundo, no debemos imitar las conductas
ni las costumbres del mundo actual, las cuales cambian constantemente, mes con mes,
año con año, etc.
Dios quiere renovar nuestra mente, cambiar nuestra forma de pensar, darnos su
perspectiva para transformarnos en las mujeres que Él quiere que seamos.
1 Juan 2:15 dice: “No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno
ama al mundo, el amor del Padre no está en él.”
El amor al mundo amenaza nuestra comunión con Dios, no puedes amar a Dios y al
sistema de valores falsos y pecaminosos de este mundo al mismo tiempo.

El sistema de valores de este mundo está gobernado por Satanás es por eso que no
puedes amar a Dios y al mundo al mismo tiempo.
1 Juan 5:19 dice: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el
maligno.”
Satanás usa las cosas atractivas de este mundo para apartar nuestro corazón de Dios y
evitar que hagamos su voluntad.
Entonces, ¿cómo debemos relacionarnos con el mundo?
La forma correcta de relacionarnos con este mundo consiste en ser luz en este mundo,
para así glorificar a Dios.

Aunque Jesús nos ha librado del reino de la tinieblas, de este sistema de valores mundano
gobernado por Satanás, Jesús quiere que estemos en este mundo, que seamos luz y
que llevemos el evangelio a los no creyentes.
Mateo 5:14-16 dice: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un
monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud,
sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra
luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a
vuestro Padre que está en los cielos.”
Dios no quiere que vivamos una vida aislada del mundo, lo que Dios nos pide es que no
nos amoldemos al mundo, y que no amemos a este mundo, lo que Dios quiere es que los
cristianos podamos influir a la gente de este mundo siendo luz, siendo diferentes,
demostrando la vida cristiana en nuestra vida cotidiana, en los trabajos y las pruebas de la
vida en este mundo.
Si nos conformamos a este mundo e imitamos sus conductas, costumbres y modas,
perdemos el gozo de ser cristianos, y dejamos de vivir una vida y completa en Cristo, por
eso es necesario que diariamente renovemos nuestro entendimiento permaneciendo en la
Palabra de Dios, y cultivando una relación correcta con Dios, para que podamos ver el
mundo con la perspectiva de Dios y así podamos relacionarnos correctamente con el
mundo.
Te invitamos a escuchar el segundo estudio de la serie “UN CORAZÓN COMPLETO”: Un
corazón que se relaciona correctamente con el mundo.

Si tienes alguna duda o comentario nos puedes encontrar en facebook como @CompletaEnCristo
https://www.facebook.com/CompletaEnCristo/